consume tu propia energia

 

Actualmente el autoconsumo ya es una realidad que puede acogerse a una normativa, RD 900-2015, la cual establece las características que tienen que cumplir las instalaciones fotovoltaicas.

Es por ello que podemos señalar y confirmar que las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico son totalmente legales, y que presentan rentabilidades económicas atractivas en función del perfil de consumo energético del usuario.

 

Consideraciones de la normativa (RD 900/2015)

Las consideraciones más importantes que indica el Real decreto 900/2015 y que se han de conocer para valorar la instalación de autoconsumo fotovoltaico son las siguientes;

  • Existen dos tipologías de Instalaciones

Autoconsumo Tipo 1. Instalaciones con una potencia inferior a 100 kW y que no reciben retribución por los vertidos de energía  a la red eléctrica.  En este caso el titular de la instalación de producción y de consumo debe ser el mismo.

Autoconsumo Tipo 2. Instalaciones que pueden superar los 100 kW y que percibirán retribución por los vertidos de energía a la red eléctrica.  

  • La potencia de la instalación fotovoltaica siempre será inferior o igual a la potencia contratada.
  • Las instalaciones fotovoltaicas no pueden conectarse a varios consumidores.
  • La instalación de baterías está permitida.
  • Será necesario disponer de un contador (AC) que registre la energía solar neta generada.
  • La normativa indica que es opcional instalar un contador en el consumo de las instalaciones de una potencia inferior a 100 kW, siendo únicamente recomendable en las instalaciones que precisen de baterías.
  • En instalaciones Tipo 1 de menos de 10 kW con dispositivo de vertido 0 no se pagarán gastos de estudio para realizar la conexión a la instalación existente.
  • Se han de pagar unos cargos divididos en dos tipos;

 Cargos fijos. Se ha de pagar un cargo por la potencia generada que sea superior a la potencia a facturar medida en el contador de compañía. Únicamente aplicable en el caso se instalen baterías y en Instalaciones Tipo 2 de más de 100 kW. Nota: La cuantía de este peaje dependerá de cada instalación pero la repercusión del mismo no será significativa.

Cargos variables. Se ha de pagar un cargo por la energía generada por la instalación fotovoltaica. En las instalaciones tipo 1 de una potencia inferior a 10 kW no se deberá pagar este cargo.

Teniendo en cuenta dichas consideraciones técnicas y normativas, los inversores híbridos fotovoltaicos de Imeon Energy, son una solución óptima, de calidad y rentable. Son el elemento necesario en la instalación fotovoltaica para realizar una gestión inteligente de la energía generada, optimizando al máximo su aprovechamiento y cumpliendo con todos los requisitos.

El esquema de una instalación tipo para un consumo monofásico sería la siguiente (existe el mismo esquema para instalaciones trifásicas):

La prioridad de la energía solar producida es abastecer al consumo directamente. Cuando la producción solar es mayor que el consumo de las cargas, ésta cargará la batería de acumulación, y una vez estén cargadas, el Inversor modificará el punto de funcionamiento de los paneles solares para no inyectar a la red eléctrica, mediante el uso del “Energy Meter”, o dispositivo de vertido 0 incluido como accesorio del equipo.

Cuando no exista energía solar suficiente, los consumos se abastecerán de la batería y/o de la red eléctrica.

Frente a caídas de la red eléctrica, el Inversor permite activar una salida local de emergencia de hasta 3 kW, que se abastecerá de los paneles y/o batería de acumulación, trabajando el sistema de forma aislada o “en isla”.

By |2018-12-26T13:16:37+00:00enero 18th, 2016|

2 Comments

  1. […] En el video no queriamos pararnos mucho a explicar en detalle la normativa, pero si quieres saber más informacíon sobre la normativa entra en este link . […]

Leave A Comment