¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

La energía ni se crea ni se destruye, se genera, se gestiona y se almacena

Entendemos por autoconsumo de energía eléctrica la producción de electricidad para el consumo propio.

Las instalaciones de autoconsumo pueden ser aisladas (sin conexión física a la red) o conectadas a la red.

Actualmente, las instalaciones de autoconsumo conectadas a la red son legales y cualquier consumidor de energía eléctrica puede generar su propia electricidad. La Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, define el autoconsumo, raíz de la modificación incorporada por el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, como el consumo por parte de uno o varios consumidores de energía eléctrica proveniente de instalaciones de producción cercanas a las de consumo y asociadas a los mismos. El 5 de abril de 2019, se aprobó el Real Decreto 244/2019 que regula el autoconsumo eléctrico en las instalaciones de generación fotovoltaica. A nivel doméstico, el autoconsumo se hace principalmente mediante instalaciones de energía solar fotovoltaica de pequeña potencia, que transformará la energía del Sol en energía eléctrica. Es una tecnología probada, de fácil instalación y mantenimiento.

Ventajas del autoconsumo

Energéticas y ambientales

Contribuye a la seguridad y garantía de suministro.

Reduce el consumo de combustibles fósiles y la dependencia energética con el exterior.

Ayuda a cumplir los objetivos de Cataluña y de la EU en materia de energías renovables, con un coste inferior a otros mecanismos.

Contribuye a la descarbonización y a la mejora de la calidad del aire

Ventajas del autoconsumo

Socio económicas

Mejora la competitividad de las empresa y fomenta la creación de ocupación local.

Incentiva la actividad económica y industrial

Favorece nuevos modelos de negocio relacionados con la energía.

Ventajas del autoconsumo

Para el sistema eléctrico

No supone un coste económico regulado por el sistema eléctrico y no requiere primas.

Optimiza el transporte y la distribución de electricidad.

Contribuye a reducir la saturación y inyecciones a la red de distribución.

Contribuye a cubrir la demanda punta en verano

Contribuye al almacenamiento de electricidad de forma distribuida.

Favorece la digitalización de la energía y de las redes inteligentes.

Ventajas del autoconsumo

Para el ciudadano

Conlleva un ahorro energético y económico

Permite gestionar la propia energía y favorecer el apoderamiento del ciudadano.

Abre la puerta al vehículo eléctrico con energía km cero

Aprovechemos el sol

Superficies óptimas

Nuestros tejados y terrados están a punto para captar la energía.
¿Y tú, estás preparado para aprovecharla?
España está inmersa en la transición energética, un camino que transformará profundamente el modelo energético, económico y social.

Cambio del modelo energético

La bajada de precios de las placas solares, un 80% en menos de 5 años, la introducción del vehículo eléctrico  y el desarrollo tecnológico de las baterías, permitirá transformar del modelo centralizado con concentración de poder en pocas empresas a un modelo distribuido y en red donde los ciudadanos sean los verdaderos protagonistas de la revolución energética: la democratización de la energía cien por cien renovable.

La nueva economía del sol

Los ciudadanos y empresas podrán consumir, almacenar, compartir y vender la energía eléctrica que ellos mismos generan. La digitalización de las redes de distribución y el big data de la energía abren la puerta a nuevos y innovadores modelos de negocio que nos situarán de pleno en una nueva era global. Estamos haciendo el camino de la economía del Sol.

España es un país rico en energía solar y extremadamente pobre en recursos fósiles y nucleares. Hoy la energía solar está revolucionando el mundo. Hagamos que en España también sea posible.

Autoconsumo fotovoltáico

El autoconsumo fotovoltaico reduce la dependencia energética de terceros países a la vez que acelera el camino hacia edificios de consumo cero. Disponer de sistemas de baterías inteligentes asociadas a las instalaciones fotovoltaicas mejora la eficiencia energética de estas instalaciones y a la vez permite utilizar la energía del Sol hasta por la noche.

Pero el verdadero objetivo es hacer posible la presencia de comunidades solares, con muchos ciudadanos que dispongan de techos solares y baterías para compartir la energía de manera real o virtual.

 

Scroll al inicio